Lloviendo cántaros

MP& MP Rosado, 2006

Modelado, monococión y esmaltado

Se trata de una instalación compuesta por 70 cántaros de barro cocido, de color marrón, esparcidos por una superficie de piedras blancas. Dichos cántaros han adquirido formas y dimensiones variadas.

En Lloviendo cántaros los hermanos juegan con el refrán popular para crear una instalación de carácter escultórico en la que diversos cántaros de arcilla, contenedores de agua, aparecen dispuestos en posiciones aleatorias y con distintas formas como si hubieran caído directamente del cielo. Cargada de ironía con esta obra les interesa transmitir la ambigüedad que se plantea entre realidad y arte pues son capaces de transformar en realidad visual una metáfora del lenguaje popular. También podemos ver en su obra algo de absurdo en esas piezas tiradas por el suelo, que no se sabe si es por accidente o no. Buscan la confusión, el juego. Las obras de MP & MP cuajan a medio camino entre el que mira y lo que mira y necesitan de ambos para formularse sin palabras. Se presenta un compendio de piezas, de aspecto muy orgánico, que parecen abandonadas a su suerte por el suelo y que tiene mucho que ver con cuestiones como la ruina o la memoria. Consiguen construir un escenario neobarroco, cargado de teatralidad, que atrae al espectador en ese juego de citas ocultas.

Reseña del autor

Son dos hermanos gemelos que trabajan bajo el nombre de MP & MP Rosado y en sus obras normalmente hacen de su condición de gemelos un argumento para abordar la cuestión de la identidad. Utilizan el dibujo, la fotografía y recientemente instalaciones, así como diversos medios y materiales que muchas veces conjugan para crear ambientes con un fuerte carácter escenográfico, donde juegan con la dualidad de los gemelos. En muchas de estas instalaciones ellos mismos son los personajes representados, sin ninguna actividad aparente, situando al espectador en un espacio teatral donde exploran los límites de la individualidad.

La máscara es otro de los elementos habituales en sus figuras, siendo muchas veces una copia de los propios personajes que las llevan, añadiendo a las escenas elementos desconocidos y en algunos casos desconcertantes.

Esa investigación constante de misteriosas conexiones que existen entre ellos, rompen con la idea tradicional de la creación como única fuerza. Sus trabajos parecen siempre en suspensión, como una imagen tomada al vuelo.

En sus recientes obras, los hermanos Rosado ponen en escena un personaje único, una especie de síntesis del espacio y del tiempo que separa a los gemelos desde su nacimiento. Este personaje imposible ocupa los lugares en situaciones improbables, aunque muy reales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s