The Cartographic Series III

Olafur Eliasson, 1998

Técnica: C- print, 60 x 90 cm.

Ante un suelo oscuro de tierra volcánica de las Canarias se levanta la silueta del volcán, maciza, de piedra, con una montaña amarilla delante, aportando un toque de original cromatismo a la obra.

Es la fotografía de un paisaje al desnudo, sin artificios. Se muestra la naturaleza en su estado más “natural”, con toda su belleza y esplendor. Olafur consigue crear en el espectador una sensación de sobrecogimiento ante una naturaleza sublime. El artista muestra un paisaje que no necesita elementos tecnológicos ni fórmulas para provocar una experiencia sensorial y que, con la figura central del volcán, habla de una autoagresión que la propia naturaleza se provoca. La obra se inscribe en la serie que realizó Eliasson a través de sus paseos por las Islas Canarias.

Reseña del autor

A través de su obra, Eliasson cuestiona continuamente la idea de naturaleza sostenida por el hombre, así como los mecanismos empleados por la ciencia para su registro y observación. La intención del artista en toda su producción es invitar al espectador a entablar una discusión con él mismo a través de su arte, por lo que gusta de crear vínculos entre el espectador y sus obras. Quiere mostrar y conseguir que éste se de cuenta de cómo a lo largo de la historia los diferentes modelos de percepción proclamados desde la razón objetiva, provocan cambios en las estructuras sociales e ideológicas, afectando a nuestra visión del mundo. Asimismo, crea una especie de dispositivos para la percepción de la realidad, con gran economía de medios, para que se establezca un diálogo entre el objeto y el sujeto, entre la obra y el espectador. El método empleado es, en definitiva, crear una perspectiva doble. La percepción es uno de los elementos para investigar la relación entre el espectador y el arte. Olafur no es un científico así que estas cuestiones que plantea en su obra no siguen un discurso objetivo, sino que son irracionales. Lo que busca y explora es la reacción de las personas ante los fenómenos naturales en un espacio que no le corresponde, en sitios inesperados.

A lo largo de su trayectoria ha desarrollado dos bloques de trabajo independientes pero fuertemente relacionados: instalaciones y registros fotográficos. Presentan características diferentes pero siempre busca tratar la relación entre naturaleza y cultura. Su intención constante es que el espectador dialogue con la obra para llegar a comprender la realidad. Le interesa su reacción ante lo que les muestra, ya sea en forma de extraordinarias instalaciones escultóricas o a través de montajes fotográficos.

En su obra fotográfica Eliasson actúa como documentador del paisaje natural, prestando especial atención a los caracteres geofísicos de las regiones que visita. De este modo, sus fotografías presentan series repetitivas sobre temas concretos (glaciares, ríos, islas, cuevas, lagos, cataratas) que aparecen montadas unas junto a otras componiendo retablos monográficos. Trata de apresar así las peculiaridades del entorno y, desde ángulos extraños, retrata la naturaleza para mostrar cómo la experiencia sensorial, en ocasiones, se aleja mucho de las grandes fórmulas físicas y matemáticas que rigen, aparentemente, el orden del mundo. Sus composiciones son fruto de una sencilla dialéctica entre el artista, la tecnología de la cámara fotográfica y el medio que le rodea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s